¿Cómo lavar una camiseta de poliéster?

¿Cómo lavar una camiseta de poliéster?

El poliéster es una tela muy popular en el mundo textil. Es la primera fibra sintética utilizada para fabricar tejidos. Su descubrimiento representó, en su momento, una transformación, principalmente porque su disponibilidad no se relacionaba con cultivos y contaba con bajos costos de producción.

La camiseta es una prenda de vestir tanto formal como informal, que se pueden realizar en infinidades de tipos de tela que cubre el torso y usualmente tiene cuello, mangas y, en algunos casos, botones en el frente.

Las camisetas de este poliéster son muy resistentes, pesan muy poco, no se le adhieren manchas con facilidad, no se arrugan y son de fácil secado.

Acá te dejamos un paso a paso de cómo lavar tu camiseta de poliéster adecuadamente:

  1. Dale la vuelta a tu camiseta. La composición del poliéster permite que ésta se pueda engancharse fácilmente a objetos como broches o botones. Para evitar daños a nuestra prenda sugerimos voltearla al revés al momento de meterla en la lavadora.
  2. Ciclo de planchado. Los expertos recomiendan utilizar el ciclo de planchado permanente para prendas de poliéster. Con éste ciclo, tu camiseta se enfriará antes del centrifugado y esto reduce la probabilidad de que tu camisa salga arrugada.
  3. Utiliza agua tibia. Las prendas de poliéster, especialmente las camisetas, se lavan mucho mejor si se hace con agua tibia. Además de limpiar con mejor profundidad tu camiseta prolonga la vida de ésta, a parte de mantener su tamaño original, su forma y logra quitar las manchas de suciedad con mayor facilidad.
  4. El detergente. Comúnmente la mayoría de los productos para lavar estándar funcionan perfectamente con el poliéster. Trata de no utilizar detergentes que sean “fuertes para quitar manchas” o cuya composición sea para quitar manchas profundas.
  5. Suavizante. Las prendas de poliéster son susceptibles a la estática, si le agregas un poco de suavizante de telas ésta reducirá significativamente su efecto.
  6. Centrifugado. Antes de colocar tu camiseta de poliéster en la secadora, asegúrate de ponerla en modo “calor bajo”, de lo contrario, tu camiseta podría derretirse o encogerse por las altas temperaturas del calor.
  7. Secar al aire libre. Una de las maneras más tradicionales de evitar que tu camiseta se encoja o a cualquier daño al que pueda someterse debido al secado de la lavadora.